sábado, 20 de diciembre de 2014

Encuentro #Vivexmas

¡Hola de nuevo mis guardianes de secretos!

El Viernes 12 de diciembre fui invitada al encuentro #vivexmás, un encuentro que organizó la editorial vivelibro para celebrar la llegada de la navidad junto con sus autores y pasar un agradable y mágico momento.

El encuentro se celebró en una librería-cafetería llamada la Fugitiva, en la calle de Santa Isabel Nº7, que está cerca de Antón Martín (bueno, por lo menos fue en esa parada de metro donde me bajé).

Cierto es que mientras buscaba la librería me perdí un poco, seguí las indicaciones que habíamos visto mi padre y yo en google maps, pero al llegar al final de una calle me desorienté, supongo que es cosa de familia. Casi cometo la insensatez de dar la vuelta y volver a la calle principal, pero me acordé de que el móvil tenía una aplicación de GPS. Cuando lo puse me sentí como una estúpida, había llegado hacía un rato, la librería estaba a unos pasos de mí.

Fue impactante ver la cantidad de personas que habían asistido, no tengo ni la menor idea de cómo no fui capaz de verlas.

La sensación que tuve al entrar fue indescriptible, todo aquel que se encontraba conmigo, le conociera o no, me regalaba una sonrisa y me daba la bienvenida con total entusiasmo.

Antes que nada hay un punto importante acerca de la librería que me gustaría comentar, mismamente en uno de los discursos que dio Chema Nieto esa tarde lo vio de igual importancia. No es un establecimiento muy grande, pero si inmensamente acogedor. Había muchísimos clásicos, en especial yo me fijé en una edición en la que se recogían todas las historias escritas de Charles Dickens. Es la típica librería que aparece en las películas. Cuando entras respiras un aire distinto, el aroma a papel impregna cada parte de la estancia, sientes como si estuvieras entrando en otro mundo. Por eso es una pena que fuera cierto lo que dijo Chema en el encuentro. Este tipo de librería está desapareciendo, las clásicas, las de toda la vida, están siendo sustituidas por establecimientos más grandes y comerciales, es por ello que os invito a todos los lectores a luchar contra esto, porque sería una pena que en un futuro dejasen de existir.

Una vez que terminaron los saludos me senté al lado de Manuel Enriquez, fantástico escritor y autor de “Esa tal dulcinea” (Aquí os dejo el enlace a la reseña que hice sobre su libro: vídeo-reseña). Estuve hablando un buen rato con él y con su mujer hasta que dio comienzo el acto. Lo pasé muy mal al principio porque justo cuando comenzaron a hablar el objetivo de mi cámara se rompió y comenzó a hacer sonidos extraños ¡Lo peor es que no había forma humana de pararlo! La solución: quitarle la batería.

Enlace permanente de imagen incrustada
Los principales encargados de hacer los discursos fueron Nacho, Chema y Rodrigo. Resumiendo, lo que quisieron hacer fue dar las gracias a todos aquellos que forman parte de la editorial, decirles lo mucho que significa que hayan confiado en ellos y darles la fuerza y la esperanza que necesitan para seguir adelante.

Mi enhorabuena a la editorial  por su expansión a hispanoamérica, que estoy segura de que os va a ir muy bien.

Vivelibro también pidió a dos de sus autores que preparasen un evento especial. El autor Ángel Martín Blas nos recitó unos poemas en castellano antiguo y Manuel Enríquez escribió una pequeña obra de teatro muy divertida para concluir el acto. Las personas que actuaron y dieron vida a sus personajes fueron Raquel y Alex Von Karma, autor de La Curva de tu Sonrisa. Ambos lo hicieron perfectamente.

Terminada la presentación la editorial nos invitó a quedarnos y tomar algo. Fue entonces cuando comencé a conocer a los autores que formaban parte de esta pequeña familia.

Tuve la gran suerte de conocer a Feiny Encina, autora de “Cartas a Papá”. Ese mismo día me invitó a la presentación de su libro, en la que estuve presente el Jueves 18 de diciembre en una cafetería llamada la Pepa en la calle Valverde Nº36. Sin duda es una bellísima persona, estoy deseando leer su libro y hacer una reseña.

Poco después pude encontrarme de nuevo con Carmelo que es un bloggero al que pude conocer en la quedada #vivebloggers. Os recomiendo que leáis sus reseñas, son muy buenas.

Pasamos lo que quedaba de tarde entre risas y amigos, escuchando las historias de Manuel y poniéndome al día con Carmelo. De vez en cuando Alex daba señales de vida, pero cuando lo hacía nos presentaba a alguien y volvía a desaparecer (Ese día fue todo un ninja XD).

Enlace permanente de imagen incrustadaSin darme cuenta ya había llegado el momento de despedirse así que, con la promesa de volver a reunirnos, me fui de la librería y me preparé para el día siguiente, que tenía un festival de baile que hacer.

Mi enhorabuena a la editorial vivelibro por el gran trabajo que están haciendo. Os agradezco mucho que me tengáis en cuenta y que me invitéis a este tipo de encuentros. Sois unas personas maravillosas, me tratáis tan bien que ya me considero parte de vuestra familia. Sinceramente os deseo que vuestra editorial siga prosperando.

Y eso ha sido todo.


¡Nos vemos en el próximo secreto!