martes, 20 de diciembre de 2016

El ser humano.

Resultado de imagen de el ser humano

El ser humano: grande, majestuoso, imponente...

El primero de la cadena alimentaria

Las otras especies nos respetan y nos temen, se sienten inferiores a nosotros, pero lo que no saben es que estamos formados por una dualidad, una que nos hace parecer superiores, pero que también nos convierte en seres vulnerables.

¿Cuáles son las principales diferencias entre nosotros? La inteligencia y las emociones.
Nos lo han repetido tantas veces desde que somos pequeños que ya hasta ese concepto nos parece una obviedad, una ley universal más.

A algunos se les ha subido tanto a la cabeza que sobrepasan el límite, creyéndose dioses.

¿Acaso nadie se da cuenta de que eso puede llegar a ser nuestra perdición? No debemos confundir la seguridad con la soberbia. Es bueno y adaptativo confiar en las capacidades que tenemos cada uno, ser consciente de las cosas que puedes hacer y de las que no, porque eso siempre te da la ventaja y te proporciona una visión más objetiva del mundo que te rodea; pero si nos creemos los mejores, si pensamos que nada ni nadie nos puede superar, el único camino que nos espera es la autodestrucción.

Perdemos el instinto y la capacidad de ser realistas, no vemos el peligro porque dentro de la burbuja fantástica en la que nos hemos escondido no existe, y eso hace que los demonios que han estado esperando pacientemente entre las sombras se aprovechen de nuestros puntos débiles y nos devoren sin que prácticamente nos demos cuenta.

El ser humano cada vez es más débil, vulnerable ante los nuevos enemigos que siguen apareciendo día tras día. Podría aparecer un león detrás de nosotros y ni siquiera nos daríamos cuenta de la amenaza por la estúpida convicción de que ese tipo de situación es una imposible absurdez ¿Qué animal en su sano juicio se aventuraría a adentrarse en la civilización? 
Eh aquí la respuesta: hay muchas presas ciegas deambulando por las calles para elegir.

Sin embargo, no darán el paso, porque es cierto que hay una característica con la que no se pueden enfrentar, y esa es la crueldad humana.

Un tigre caza por necesidad, pero existe gente que mata por el simple placer de hacerlo, y lo peor es que tenemos los recursos y la capacidad para llevarlo a cabo.

No tenemos garras, colmillos o una piel tan fuerte como el acero, pero la inteligencia nos ha dado el poder para fabricar armas inserviblemente destructivas ¿Para qué queremos una bomba que puede hacer desaparecer un país entero? Pues para nada, pero igualmente se le da vida.

Puede que esto parezca subrayar nuestra superioridad evolutiva, pero es justo esta violencia y las ganas que tenemos de demostrar nuestro poder lo que acabará destruyéndonos, y no será a manos de otra especie, seremos nosotros los únicos causantes de extinguir la especie humana como no pisemos el freno.

Tenemos cualidades muy bonitas y únicas que podemos ofrecer: la capacidad de sentir, amar, comprender y ayudar... y son justo estos aspectos los que forman la expresión "tener humanidad", no los otros,
Así que no dejemos que nuestro lado más oscuro tome el control, porque ahora mismo somo los únicos con el poder para conseguir que este mundo sea un lugar mejor.