sábado, 8 de noviembre de 2014

Evento idhunita

                                                          

El martes 14 de Octubre tuvo lugar un evento muy especial en los cines Callao de Madrid ¿No sabéis cuál fue?

Ese mismo día, hace ya diez años, un libro muy especial salió a la venta. Fue un libro muy especial, tanto que consiguió cambiarme, pero no sólo a mí; consiguió marcar a muchísimos jóvenes españoles. Para que os hagáis una idea de lo popular que es os diré que las ventas durante los años no han hecho más que subir, es un libro que está consiguiendo hacer historia. La mayor parte de los lectores jóvenes lo conocen y, si no a este libro, por lo menos a la autora.

Estoy hablando de ¡“Memorias de Idhún” de Laura Gallego!

Ese martes se celebró el décimo aniversario de este libro y para ello SM organizó un evento, al que llamaron “evento idhunita”. Como había unas plazas límite, teníamos que estar pendientes de su página web para saber cuándo iban a abrir las solicitudes para conseguir uno de los ansiados asientos. Recuerdo que yo estuve aquel día en mi clase de primera hora con el móvil en mano esperando poder rellenar el formulario; estaba tan nerviosa que ni siquiera lo reconocí cuando lo subieron a la plataforma, siempre que lo buscaba me lo saltaba XD.

Al final, de algún modo (todavía no sé muy bien cómo conseguí darme cuenta de mi tontería) conseguí rellenarlo y enviarlo, consiguiendo así un sitio en el evento.

Cuando el día llegó teníamos que tener preparado nuestro DNI y la impresión de la invitación que nos habían enviado a nuestros correos. Estaba histérica, por más que me aseguraba de que llevaba lo necesario siempre tenía la sensación de que me faltaba algo.

Al llegar allí, como una hora y cuarto antes de que empezase el evento, ya estaba lleno de gente, la cola bajaba por la plaza de callao, doblaba la esquina y seguía unos cuantos metros más.

La organización estuvo muy bien. Al llegar, antes de ponerte en la cola, tenías que buscar a las taquilleras, que estaban en frente de la entrada de los cines, e intercambiar la entrada por una pulsera. Dependiendo del color de la pulsera te metían en una sala o en otra, éramos tantos que habían tenido que preparar una sala secundaria. Por suerte yo conseguí meterme en la sala principal ¡Tenía la pulsera azul!

La espera tampoco se hizo muy larga, antes de la hora del evento abrieron las puertas y comenzaron a meternos en nuestras respectivas salas. Todavía me fascina recordar la de fans que estábamos allí metidos, algunos de ellos se habían disfrazado de los personajes del libro y muchos estaban muy logrados.  

Al comenzar el evento las luces se apagaron y en la pantalla empezaron a aparecer algunas de las mejores frases del libro; los gritos y los aplausos no hacían más que inundar la sala. Después de eso apareció el presentador. No puedo deciros cómo se llamaba, soy increíblemente mala con los nombres, lo único que os puedo decir es que era un sinvergüenza, se paseaba por el escenario como si de su casa se tratase. Hizo una pequeña presentación para explicarnos sobre lo que consistía aquella quedada (hasta entonces no nos habían dicho lo que se iba a hacer ahí dentro). Establecimos conexión con la sala adyacente y, casi justo a continuación ¡Apareció Laura Gallego! Bueno, primero hizo una visita a los de la otra sala, pero luego la tuvimos toda para nosotros :D

Aun cuando lo recuerdo no puedo evitar sonreír, parecía muy buena persona y, para el éxito que tenían sus libros, increíblemente humilde.

Para celebrar aquel día ella, junto con el equipo de SM, hicieron ¡La enciclopedia de Idhún! Ese mismo día iban a sacarlo a la venta.

Nos explicaron cómo tuvieron la idea, cómo se organizaron, el tiempo que le tuvieron que dedicar, la cantidad de investigación que tuvieron que hacer, la de veces que tuvieron que repasarla y cómo fue el desarrollo de los dibujos que hay en ella. Los artistas fueron los mismos que hicieron los dibujos de los comics y, junto con Laura Gallego, consiguieron hacer una imagen fiel del mundo, los animales y la vegetación que ella tenía en la cabeza. En la pantalla pusieron algunas fotos del interior de la enciclopedia y tengo que decir que era precioso; yo no tenía pensado comprarla, pero al verlo, realmente me dieron muchas ganas.

También se hicieron unos sorteos, el premio era esta enciclopedia firmada por la autora. Una se hacía entre las personas que habían ido disfrazadas, creo que en la entrada les daban un número y quien tuviese el número ganador se lo llevaba. La otra fue sorpresa, nos dijeron que habían puesto tres hexágonos por debajo de los reposa vasos de tres de los asientos. No suelo tener mucha suerte y se ve que ese día aquello no iba a cambiar, porque no tenía nada en el mío. Fue una pena porque luego las enciclopedias las repartió ella. Me hubiese gustado mucho haberla visto más de cerca pero enfin… así es la vida.

Lo siguiente fue el momento de las preguntas para Laura, creo que fue lo que más duró; muchos de ellos tenían preguntas, pero no se pudo contestar a todas. La mayor parte de los que tuvieron la suerte de conseguir el micrófono estaban muy nerviosos y agitados, fue muy adorable, en una ocasión incluso tuvimos que animar a uno de ellos a base de aplausos; no le salían las palabras al pobre. Hubo preguntas de todo tipo, salieron tanto las típicas (¿se hará película? ¿si fueras tú con cuál de los dos te quedarías?) como las interesantes (lo siento, justo son estas de las que no me acuerdo, pero juro que hubo).

Después de esto y para acabar ya el evento pusieron lo más bonito y emotivo de toda la tarde. El documental de memorias de idhún. Hubo entrevistas, comentarios y vimos el recorrido que había tenido el libro durante los últimos diez años, su evolución y los eventos que se han ido haciendo. Fue increíble ver cómo se había pasado de ser una pequeña comunidad a una con tal número de seguidores.

Ya terminado y después de la despedida abrieron en la parte de arriba una sección donde podíamos comprar unos recuerdos de la tarde que habíamos pasado en los cines. Nos apelotonamos bastante, fue casi claustrofóbico, pero no podía salir de allí sin la mochila de memorias de idhún; la taza y la chapa también estaban bien, pero yo estaba encaprichada con la mochila, así que no me detuve hasta tenerla en mis manos. Ahora no me voy a ninguna parte sin ella ¡Es uno de mis tesoros! J


En conclusión, fue una experiencia inolvidable, tuve la oportunidad de pasar un buen rato hablando sobre EL LIBRO que marcó mi vida, disfrutando de las bromas, de la emoción, del estar rodeada de personas con gustos tan afines a los míos y, sobretodo, del haber podido ver directamente a una de mis escritoras favoritas, la misma que hizo que comenzase a escribir a la edad de 11 años. Si me dan la oportunidad de volver a un evento de este tipo sin duda iría, de verdad que vale la pena.